Las Afinidades Electivas inicia en Argentina en el año 2006 creada por Alejandro Méndez. Es una antología en crecimiento exponencial siendo replicada en varios países de nuestro continente y en Europa. Difunde la poesía viva en forma libre y sin discriminación. Si quieres participar, es muy fácil; al ser mencionad@ por un@ poeta, envía a: mendia.gladys@gmail.com lo siguiente: una foto (máx. 50 KB); 5 poemas (indicando título y referencias editoriales, en el caso de tenerlas); una breve reseña personal y una lista de 5 poetas viv@s (incluyendo sus emails) con los que sientas la misma vibra.

martes, 19 de enero de 2010

Gladys Mendía, 1975





Gladys Mendía (Maracay, Venezuela, 1975) Técnico Superior Universitario en Turismo. Estudiante de Licenciatura en Letras. Traductora del portugués al castellano. Actualmente reside en Santiago de Chile. Fue becaria de la Fundación Neruda en el año 2003. Ha publicado en diversas revistas literarias, así como también en las Memorias del Primer Festival Internacional y Popular del Libro 2007, Bogotá, Colombia; en la Antología El Hacer de las Palabras 2007, San Juan, Argentina; en la Antología El Mapa no es el Territorio, Editorial Fuga, 2007, Valparaíso, Chile; en la compilación bilingüe  51 autores contemporáneos, Ediciones Arcoíris, Francia, 2008; en la Antología Tránsito de Fuego, Editorial de la Casa de las Letras Andrés Bello, 2009, Venezuela, en la Antología del Encuentro Latinoamericano de Mujeres Poetas Conrimel, Santiago, Valparaíso, Chile, 2010 y en las Memorias del IV Festival Internacional de Poesía Joven “Ileana Espinel Cedeño” 2011, Guayaquil, Ecuador. Sus libros: El tiempo es la herida que gotea, Paracaídas Editores, Lima, Perú, 2009, El alcohol de los estados intermedios, Editorial El Perro y la Rana y Nadie Nos Edita Editores, Venezuela, 2009, teniendo una segunda edición en 2010 por la Fundación Editorial Fundarte, Caracas, Venezuela, La silenciosa desesperación del sueño, Paracaídas Editores, Lima, Perú, 2010 y La Grita, Homo Scriptum Editores, México y El Barco Ebrio, Estados Unidos, 2011.  Sus libros han sido traducidos al catalán, portugués, inglés y francés. Es corresponsal de la Revista Internacional de Teatro y Literatura Alhucema, Granada, España. Trabaja como traductora para el Proyecto Editorial Banda Hispánica y Agulha Revista de Cultura (Fortaleza, Brasil). Ha participado en diversos festivales internacionales de poesía. Es editora de la Revista Literaria Latinoamericana Los Poetas del 5, desde el año 2004.  www.lospoetasdelcinco.cl


poemas de El alcohol de los estados intermedios



PARPADEOS DEL INCENDIO



en el túnel a veces veo la mano   a veces las piernas   y luego salgo a la nieve negra  
parpadeo de luces entre ceguera y videncia    parpadea la nieve en las montañas  
me encandila el relámpago que salta    me hiere los ojos como hundiéndolos en los vapores oscuros
la nieve es el mar    se le salen los colmillos goteando   quién es uno sino un poco de nieve
el túnel es el parpadeo en sombras    pero veo todo derretirse en sombras      pero veo todo derretirse corriendo       en el túnel intermitente los ojos parecen girar       dar vueltas de ruleta    
las ventanas del túnel te permiten      cosas asómate a la ventana      qué es uno sino un asomarse  
el viaje comenzó     aunque no te muevas el viaje comenzó
desde las ventanas veo las semillas que aún no revientan y ya piensan en el fin    
el túnel me enseña la voz aprendo a usarla       cómo será la voz    
es negra es india es blanca      el túnel es la destrucción lenta
el viaje es la mezcla entre sombras y luces     entre paredes y ventanas    
no veré el sol de la voz       pero el viaje ha comenzado




arde el incendio     no sale humo      caen los árboles en silencio     sin cenizas    
la verdad es que todo arde y se ve tan verde     pero arder no es una enfermedad    
el sueño es la enfermedad     el delirio es arder con los ojos cerrados      
en el fuego está el ritmo pulso de tamborcillo crepuscular     todo arde sin saber
las invenciones de la voz son chispas feroces         derritiéndose se alza una mano  
gesto sin forma ni color todo arde fríamente      en la cuerda floja donde tambalea el orden    
sólo la desobediencia puede salvarnos




los órdenes teóricos están hirviendo       se evaporan        no hay sagradas escrituras                                    la voz es un momento que será sin territorio     sin atuendos marciales          
sin combate cuerpo a cuerpo sin código de honor ni orgullo ni altivez ni lealtad ni venganza




destejer     hay que destejer     acabar con el rito    la voz se construye mientras arde fríamente            
el intelecto es caricatura           el viaje se ha iniciad         la desarmonía de las partes                              
la llama de las partes       la fragilidad de las partes    lo tóxico de las partes amamanta a la voz




sólo somos parpadeos con nombres    confinados y finados nombres repitiendo los mismos incendios
caen los pedazos de piel mientras caminamos     y conversamos      y comemos       y dormimos  
se nos hace cenizas el nombre          todo arde sin saber              pero a veces uno sabe                      
o sueña que sabe              se sabe parpadeo           torpe en el viaje repetitivo en el dibujo                             perdido en las ventanas               enfermo de tanto asomarse


Nombra a:

José Manuel López
Jairo Rojas Rojas
Freddy Ñáñez
Francisco Catalano
José Delpimo

2 comentarios:

  1. Gladys: es un vagón apenas llenándose de pasajeros, éste de Venezuela. Felicidades por tus poemas.

    Un abrazo fraterno,
    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar
  2. gracias a ti Frank por leerlos! y seguirá expandiéndose y llenándose... serán infinitos vagones llenos de infinitos poetas...

    gran abrazo,
    gladys mendía.

    ResponderEliminar